La Íliada: historia de una guerra

La Ilíada es una de las obras literarias con mayor importancia de la antigua Grecia. Se trata de una epopeya considerada como obra clásica por excelencia y ha sido objeto de estudio desde la Antigüedad hasta nuestros tiempos. A día de hoy no se sabe a ciencia cierta quien fue el autor, pero el relato se atribuye al poeta Homero. Junto a la Odisea     -también escrita por Homero- se han utilizado en el ámbito escolar con fines pedagógicos, tanto en esa misma época como en la nuestra.

Iliada-Homero

Homero narra los últimos cincuenta y un días de la guerra de Troya, la cual duró diez años. Además, el poema invoca a una musa para ayudar a contar la historia de la furia del protagonista Aquiles, héroe griego más grande en esa misma guerra. Esta obra permite al lector conocer los orígenes de la civilización clásica. La Ilíada se divide en 24 cantos o rapsodias con 15.639 versos. A su vez, los cantos están enumerados en alfabetos jónicos, mezclado de dialectos eólico y ático.

Como ya se ha mencionado anteriormente, la obra narra la cólera de Aquiles y es en este mismo momento cuando da comienzo el relato. El enfado del protagonista está causado porque el rey de los aqueos, Agamenón, ha decidido quedarse con Briseida, la esclava favorita de Aquiles. A modo de venganza, Aquiles retira sus ejércitos y el bando aqueo se ve diezmado por los troyanos.

En ese momento, Patroclo –primo y amigo íntimo de Aquiles- decide colocarse las armaduras del protagonista y hacer frente a la batalla, con tan mala suerte que se enfrenta directamente contra Héctor, hijo de Príamo (rey troyano y príncipe de Troya). Finalmente, Patroclo es derrotado por Héctor y acaba muriendo.

Cuando Aquiles se entera de tal desgracia, se cabrea tanto que su gemido lo oyó hasta su madre, la diosa Tetis. Esta se trasladó junto a su hijo que, al verla, proclamó sus deseos de venganza. Por si no fuera poco, los troyanos no quisieron devolver el cadáver de Patroclo a Aquiles con la finalidad de enterrarlo en paz. De esta manera, Aquiles decide vengarse y se enfrenta contra los troyanos con el objetivo de dar caza a Héctor. Finalmente, Aquiles mata a Héctor y su cuerpo es lacerado por los aqueos y posteriormente atado por los tobillos al carro de Aquiles, el cual lo arrastra por toda la playa de Troya con la finalidad de humillarlo.

Desolado ante la pérdida de su amado hijo, el rey Príamo le suplica a Aquiles que le devuelva el cadáver de su hijo para poder enterrarlo en paz. Este, conmovido, decide otorgarle al rey troyano lo que pide; al fin y al cabo ambos están en la misma situación, llorando la muerte de uno de sus seres más queridos.

De esta manera finaliza el relato de la Ilíada, con la desolación de dos de los grandes personajes: Príamo, defensor de su ciudad y su gente, frente al todopoderosos Aquiles, quien busca que su nombre perdure en la historia de generación en generación.

Relacionándolo con la asignatura, la Ilíada nos permite conocer la civilización antigua y los orígenes de la democracia. En primer lugar hablemos de la sociedad, que reflejada en la obra corresponde a una organización feudal. En el punto más alto de la pirámide se encuentra Agamenón, rey de Micenas (ciudad más poderosa de Grecia en aquellos tiempos). El monarca posee el poder ejecutivo, y es reconocido como “primus inter pares”. Detrás de él se encuentran los distintos reyes que han luchado en la guerra de Troya; estos forman una asamblea de asuntos públicos pero sin capacidad ejecutiva. Debajo de estos está el conjunto de servidores y tropas auxiliares, que son los encargados de acompañar a los caudillos y asistir a las asambleas sin tener ni voz ni voto. En el último eslabón encontramos a los esclavos, capturados durante el curso de la guerra y sometidos a trabajos forzosos.

El antecedente del régimen democrático es precisamente la institución o asamblea de los reyes. En griego se conoce como ‘agorá’ (en español ‘ágora’) y sólo pueden participar los monarcas que asisten a la guerra. En este órgano el papel predominante lo tiene la palabra, de esta manera la Ilíada se plantea como una exposición de las palabras que estos hombres dijeron en sus reuniones, y no sólo como una narración de las hazañas de los mismos.

En síntesis, la Ilíada nos ha permitido conocer mucho más a fondo la civilización antigua y la guerra de Troya. Este relato nos ha trasladado a las luchas entre los aqueos y troyanos, y nos ha mostrado la forma de vida y la sociedad de la época.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s