Derrick Rose: el resurgir de un número 1 del Draft

La noche del Draft de la NBA es una de las noches más importantes y emocionantes del año para todos los jóvenes jugadores que aspiran a entrar a la liga. Jugadores de las distintas universidades de E.E.U.U. y de ligas extranjeras (sobretodo europeas) con al menos 19 años optan a entrar en la liga, o lo que es lo mismo, lograr el objetivo al que han dedicado gran parte de su vida. Aquellos que lo consiguen cumplen un sueño. El que sale elegido en primer lugar, toca el cielo.

Derrick Rose tiene una de las historias más duras, emocionantes y emotivas de la NBA. Los Chicago Bulls le seleccionaron en la primera posición del Draft de 2008, año en el que fue nombrado Rookie del año. En la temporada 2009, fue elegido como jugador All-Star, llevando de manera casi milagrosa a su equipo a Playoffs.  En 2010, Derrick Rose fue elegido MVP, siendo el jugador más joven de la historia en lograr este galardón. En este momento era un jugador absolutamente diferencial. Muy agresivo en las entradas a canasta, muy efectivo en el clutch time, con gran capacidad de liderazgo….era un jugador llamado a reinventar la NBA, llamado a volver a poner a la franquicia de Chicago donde Michael Jordan la había dejado tiempo atrás.  Durante esta temporada promedió 25 puntos, 4 rebotes y 7 asistencias, lo que además valió para llevar a su equipo a las finales de conferencia, donde cayeron en 5 partidos ante los Miami Heat de LeBron James. Pero en mayo de 2012, Rose se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, lo que inició un absoluto calvario de lesiones que le tuvo apartado en 230 partidos de las siguientes 4 temporadas, y que le llevó de un equipo a otro (Bulls, Knicks, Cavaliers, Timberwolves) sin rumbo fijo, llegando a rumorearse incluso su retirada.

Pero esta temporada, ese calvario ha terminado para Rose. Jugando en Minnesota              Timberwolves, el base ha recuperado la regularidad y nivel de confianza de años                previos a su lesión. Promedia 18 puntos, 2 rebotes y 4 asistencias, cifras que no                    alcanzaba desde su segunda temporada en la NBA. Además, ha logrado actuaciones            que han recordado al mejor D-Rose, al Rose que emocionó y sigue emocionando el              mundo NBA, como la del 31 de octubre del pasado 2018 en el que logró anotar 50                puntos para darle la victoria a su equipo frente a Utah Jazz. Este nivel le ha                         convertido, por momentos, en un claro aspirante a ganar el premio al jugador más             mejorado, aunque le competencia es feroz. Dicho esto, de lograrlo, sería el primer               jugador de la historia NBA en lograr un MVP de la temporada y, años más tarde,                 obtener este galardón.

Desafortundamente para él, su equipo parece que no disputará los playoffs de esta             temporada, lo que sería el colofón de su gran temporada. Sin embargo, Rose ha                   demostrado al mundo NBA y a sí mismo que aún queda mucho para que esta rosa             se marchite definitivamente.

Luka

Fuente: gigantes.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s