Sillas, piedras y Fairy: la otra violencia del 1-O

  • José Antonio Nieto, ex secretario de Estado de Seguridad, declaró en la mañana del pasado lunes en el juicio del procés: “Se pidió apoyo a los Mossos y ese apoyo no llegaba”

img_dduch_20190307-162007_imagenes_lv_propias_dduch_20190307-62-k61--656x460@LaVanguardia-Web                           Ángel Gozalo a la entrada del Tribunal Supremo. Fuente: Dani Duch

Como un actor más de la polémica escena que tuvo lugar el 1 de octubre de 2017 en Cataluña, Ángel Gozalo, general jefe de la Guardia Civil en la misma comunidad, ha sido citado a testificar esta tarde en el juicio que, dirigido por el magistrado Marchena, lleva celebrándose ya casi un mes en el Tribunal Supremo.

Gozalo, al que preguntaban por las acciones policiales del 1-O, ha sido claro en sus palabras: “La oposición era violenta”. No son nuevas las críticas a los efectivos policiales que actuaron en la celebración del referéndum ilegal, y los manifestantes ya se encargaron en su momento de dejar constancia de la más mínima señal de “abuso” por parte de las autoridades. Sin embargo, el general ha testificado hoy en defensa de las acciones de los agentes y ha remarcado que los manifestantes estaban “en actitud de resistencia”. Al grito de “Som gent de pau” (“Somos gente de paz” en castellano), los manifestantes arrojaron sillas y otros objetos, que pudieron ser vistos en numerosos vídeos distribuidos por diferentes medios, a los agentes policiales. Ángel Gozalo ha llegado a apuntar en su intervención que les lanzaron piedras. Por no hablar de la “trampa del Fairy”, una curiosa forma de ridiculizar a las autoridades que consistía en verter el famoso lavavajillas líquido concentrado en la entrada de los colegios donde se celebraba el referéndum para que los agentes resbalasen.

De igual forma, Gozalo no ha querido pasar por alto el acoso que sufrió la Guardia Civil durante los días previos al referéndum y ha hecho alusión a las concentraciones que tenían lugar frente a muchos de los cuarteles en los que residían los agentes, llegando a afirmar que algunas de ellas estaban apoyadas por ciertas instituciones y medios de comunicación. Sin olvidar los daños colaterales de todo ello: no solo los propios agentes sino también sus familiares sufrieron acoso en colegios, institutos y comercios. ¿Por qué? Por ser la mujer, el hijo o la hermana de un miembro de un cuerpo policial. De todas formas, la tormenta de críticas por las imágenes de policías y guardias golpeando a los “pacíficos” manifestantes no se hizo esperar e impulsó movimientos en contra de las autoridades. Ante ello, Gozalo ha señalado que las autoridades “están en medio” y deben ser “un equilibrio para cumplir la ley”.

Tampoco se ha olvidado el general de mencionar a los Mossos d’Esquadra. Gozalo ha testificado que mantuvieron una “actitud de pasividad” y les ha recriminado que tardasen hasta 40 minutos en contestar a las llamadas de refuerzos, llegando a rechazar la colaboración en algunos casos cuando, teóricamente, eran ellos a quienes les competía asegurar el orden público durante la celebración del referéndum ilegal. Según orden expresa, Guardia Civil, Policía y Mossos estaban llamados a actuar conjuntamente. Pero aquello se alejaba de la idea del por aquel entonces jefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero, que, por cierto, está citado a declarar el 14 de marzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s