¿Qué ha sido de las generaciones literarias?

Muchos pensadores se preguntan qué es lo que ha impedido la formación de generaciones de literatos en la actualidad

La literatura se considera una de las disciplinas más importantes de la historia debido a su contribución en el asentamiento del uso del lenguaje y el surgimiento de diferentes géneros.  A lo largo de la historia se ha debatido acerca de la definición de ‘literatura’ y las diferentes concepciones que pueden surgir en torno a ella, aunque es imposible llegar a una conclusión definitiva. Los pensadores, al poner en común cada uno de sus argumentos, establecieron un significado común: “arte de la expresión escrita o hablada”. Es indiscutible el hecho de que cada uno pueda tener sus acepciones y connotaciones respecto a este concepto.

A raíz del surgimiento de este arte emergen distintos géneros y estilos de escritura. Aparecen las novelas, el teatro, la poesía, la prosa, los microrrelatos… Cabe destacar que se complementan entre sí y todas tienen algo en común: cuentan una historia. Desde novelas de caballerías hasta poesía lírica, la intención es transmitir algún tipo de sentimiento al lector.

¿Quiénes son los encargados de contar las historias y de suscitar cualquier tipo de afección a aquellas personas que lo lean? Pues evidentemente los escritores. Los autores son una figura muy importante para el afianzamiento de la literatura como doctrina trascendental, pues al fin y al cabo cómo va a persistir una disciplina sin alguien que la realce. De esta manera, surgen los movimientos y generaciones de escritores.

En primer lugar, los movimientos suelen coincidir con otros periodos artísticos y épocas históricas. Por ejemplo, el Renacimiento es una época donde coinciden la literatura, el arte, la música… para formar así un movimiento cultural; con el Barroco y con otras etapas históricas ocurre más de lo mismo. A finales del siglo XIX y principios del XX surge un nuevo concepto: “las generaciones literarias”.

Una generación literaria es un conjunto de escritores vinculados entre sí por factores como la ideología o estilo que conviven un determinado periodo de tiempo. Un grupo de autores se puede considerar una generación cuando cumpla un número determinado de premisas; por ejemplo, la proximidad entre los años de nacimiento o la formación intelectual. Entre las generaciones más relevantes se encuentran la del 1989 o la del 1927.

La generación de 1898 surge a raíz de la creación del ‘grupo de los tres’, compuesto por Azorín, Pío Baroja y Ramiro de Maeztu. Este conjunto de autores estaban totalmente afectados por la crisis moral, política y económica del país, pues en ese mismo año España perdió la guerra hispano-estadounidense y la consiguiente pérdida de Cuba, Guam, Puerto Rico y Filipinas. Su estilo de escritura se basaba en la representación de los problemas del país y de temas como la vida o la muerte.

g98Generación del 98. // Fuente: wikisaber

Tiempo después de la generación del 98 surge la del 1927. Este grupo de escritores se reunió en torno al ateneo de Sevilla para conmemorar el tercer centenario de la muerte de Luis de Góngora. Entre sus principales representantes se encontraban: Rafael Alberti, García Lorca o Pedro Salinas. El contexto histórico de esta generación fue convulso, pues coincidió con el poder de Primo de Rivera, la proclamación de la segunda república, la guerra civil y la dictadura franquista. Por lo tanto, sus obras se caracterizan por una dura crítica al sistema y al problema español. Muchos de los autores se tuvieron que exiliar y algunos no corrieron la misma ‘suerte’, pues fueron fusilados por el bando franquista.

g27Generación del 27 // Fuente: diariodesevilla

Llegados a este punto se nos plantea la siguiente pregunta: ¿qué ocurre en la actualidad con las generaciones literarias? La literatura se ha convertido –en la mayoría de los casos- en un producto comercial. Las editoriales con sus precios elevados compiten frente a la piratería y los comercios de compraventa de libros de segunda mano. Por lo tanto, los autores a menudo compiten entre sí en lugar de formarse en un grupo para combatir a la propia sistematización que se está creando, pues al fin y al cabo las generaciones retratan los problemas de España.

El único indicio de generación literaria en el siglo XXI es la denominada ‘generación kindle’. Esta oleada de escritores edita sus obras a través de la plataforma Kindle Direct Publishing (KDP); este soporte brinda a los autores la oportunidad de ser fichados por editoriales. El término se adoptó en 2012 y lo integran escritores de diferentes nacionalidades.

En definitiva, la literatura contemporánea no entiende de generaciones ni de grupos, si no de editoriales y mercado. Quizás algún día los escritores tomarán como referencia a los de antaño y se unirán a favor del arte, mientras tanto toda interpretación de la literatura queda en manos del lector.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s