Peligra la libertad de prensa en Venezuela

Desde la mañana del miércoles de esta semana un equipo de periodistas de la Agencia EFE se encuentran detenidos en Caracas, Venezuela. Los arrestados son el fotógrafo colombiano Leonardo Muñoz, el conductor de su moto, el venezolano José Salas, así como el periodista español Gonzalo Domínguez Loeda y la periodista colombiana Maurén Barriga Vargas.

Según informan desde la sede de EFE en Caracas, Los enviados especiales de la agencia desplazados desde Colombia a Venezuela con el objeto de cubrir la crisis presidencial fueron arrestados por miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Estos se presentaron en la oficina de la agencia y se llevaron a Gonzalo Domínguez y Maurén Barriga. Por el contrario, Leonardo Muñoz y su chófer fueron detenidos por la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM).

Los agentes de las autoridades del Sebin exhortaron a Domínguez y a Barriga a que los acompañaran al hotel donde se alojaban para recoger sus enseres personales y para posteriormente ser sometidos a un interrogatorio. Nélida Fernández, la directora de EFE en la capital venezolana, acompañó a los periodistas junto con la presencia legal de un abogado para esclarecer la situación ante las autoridades y tratar de obtener su liberación lo antes posible.

Lo llamativo de la detención es que el gobierno venezolano alega que los periodistas no se identificaron como tal, sino que accedieron al país “como turistas”, según informan fuentes cercanas a los hechos. Sin embargo, se ha podido constatar que el equipo de EFE viajó el pasado 17 de enero al aeropuerto caraqueño de Maiquetía y allí se identificaron como periodistas. Tras la identificación, fueron sometidos a varios filtros de seguridad por parte de las autoridades aduaneras durante casi tres horas.

Desde el Gobierno de España se ha transmitido un “enérgico” rechazo a la detención de los cuatro miembros de la Agencia EFE. En un comunicado oficial al respecto, el Gobierno afirma que “desde que tuvo conocimiento de la detención, a través de la Embajada de Caracas, se están haciendo todas las gestiones necesarias para lograr su liberación a la mayor brevedad”. El presidente de la Agencia EFE, Fernando Garea, en declaraciones a TVE, ha comunicado que se desconoce el paradero actual de estos profesionales de la información.

Los momentos convulsos que se viven en la nación “Vinotinto” tras la autoproclamación opositora al régimen bolivariano de Juan Guaidó son patentes. Legítima, por otra parte, dado que el actual presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el mismo Guaidó, se está “pronunciando” en contra de un régimen de índole autocrática. Nicolás Maduro ha perdido toda la credibilidad, si algún día la tuvo. La notable y evidenciada injerencia externa en las pasadas elecciones generales ponen de manifiesto que el sistema político se encuentra corrompido por las manipulaciones efectuadas en dichos comicios.

Por otra parte, los acontecimientos acaecidos en Caracas lastran más si cabe a Venezuela, en la que la libertad de expresión y de prensa brillan por su ausencia. Unos periodistas siempre deben ser bien recibidos y adecuadamente tratados. El desempeño periodístico requiere necesariamente de una libertad de la que por el momento no goza el país sudamericano. Supone ‘de facto’ una violación flagrante de una de las insignias y condiciones necesarias y suficientes de la democracia: la libertad de prensa.

Todavía se agravaría más la situación si, como se prevé, los periodistas son deportados hacia sus respectivos países. Es normal, por otra parte, que la Unión Europea y países de corte democrático reconozcan en la persona de Guaidó un presidente que puede refundar en aras del espíritu democrático una “nueva Venezuela”. A colación de esto, una de las consignas es dejar atrás el oscurantismo al que nos tienen acostumbrados desde el régimen bolivariano.

En este punto, hay que recalcar que frente a la oscuridad, el periodismo apuesta por la luz. Máxime si la visión cristalina de los hechos no es sino una fuente de realidad, de la que parece que las autoridades venezolanas huyen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s