Sánchez bajo el tejado de la Unión Europea

El gobierno decide esperar a una decisión común con la Unión Europea respecto a Venezuela.

                                                                                                               El presidente interino de Venezuela Juan Guaidó / EFE/

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se autoproclamó presidente interino el pasado miércoles en una manifestación contra el régimen de Maduro. La crisis social y económica que ha sufrido Venezuela en estos últimos años ha dado lugar a numerosas protestas desde 2017, pero nunca de magnitudes tan grandes como las del pasado miércoles. Miles de venezolanos fueron los que salieron a las calles para combatir el chavismo que perdura en el país desde 1999.

Desde la Casa Blanca y en cuestión de segundos, Donald Trump envió todos sus apoyos a la oposición de Maduro y reconoció a Guaidó como presidente encargado del país. A este le siguieron países vecinos de Venezuela como Brasil, Colombia, Argentina, Perú, Ecuador o Chile.

Sin embargo, la Unión Europea no acaba de decidirse sobre su posición respecto a Venezuela y el ministro de exteriores español, Borell, explicó que España tomará la mejor decisión “con la rapidez necesaria” y siempre tras un “debate rápido” de los ministros de Exteriores de la Unión. A pesar de esto, PP y Ciudadanos exigieron al presidente Pedro Sánchez que “reconozca ya” a Guaidó. Tal fue la presión por parte del PP, que Pablo Casado acudió a la puerta del Sol de Madrid donde se rodeó de miles de venezolanos que pedían al gobierno que moviera ficha sin esperar a la decisión de la UE.

En defensa del Gobierno Borell explico que “nadie sabe en qué puede derivar” esta crisis, además de preguntar “dónde está el Ejército” en estas situaciones ya que considera que “acaba teniendo el poder determinante” en el resultado final de los acontecimientos.

En cuanto a la izquierda española, Izquierda Unida encabezada por Alberto Garzón, es de los pocos partidos españoles que siguen apoyando la dictadura de Maduro y cuyo líder no tardó en calificar el acto de Guaidó como “un golpe de Estado”. En las mismas lineas se mantiene Pablo Iglesias, líder de Podemos, afirmando que “a Trump y sus aliados no les interesa la democracia y los derechos humanos en Venezuela, les interesa su petróleo”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s