Un joven de 19 años entra en prisión después de intentar clavarle un bolígrafo a su letrado

-El joven se encontraba en custodia policial por agredir a una enfermera cuando atacó a su abogado

-Los policías que le redujeron acabaron heridos, uno de ellos con un hueso roto

Un joven de Jerez de la Frontera ha ingresado hoy en prisión sin fianza después de agredir a una enfermera, a su abogado y varios policías. Ha dejado lesiones en todos ellos, incluyendo un esguince de segundo grado y un hueso roto a dos policías.

El pasado martes 15 de enero, un joven acudió a las urgencias del Hospital de Jerez acompañado por su padre. Este último declaró que su hijo llevaba varios días comportándose de manera violenta y que además sufría alucinaciones, según fuentes policiales. Cuando el muchacho estaba siendo atendido por la enfermera, la agarró del pelo y le propinó varios puñetazos en la cara. Después de caerse al suelo la auxiliar por las lesiones, el joven continuó las agresiones mediante patadas y más puñetazos. Pronto llegaron los servicios de seguridad que se ocuparon del agresor. 

Debido a la extrema violencia que encontraron los servicios hospitalarios en el joven, decidieron llamar a la Policía. Después de escuchar las declaraciones de varios testigos y de la propia víctima, que ha preferido ocultar su identidad, los agentes determinaron que el agresor debía ser detenido. El equipo de psiquiatría del hospital evaluó previamente al joven y dictaminaron que no era necesario su internamiento, según fuentes policiales.

14957949729989.jpg
Vista externa del Hospital de Jerez. Fuente: El Mundo.

Durante la mañana del miércoles 16 de enero, en custodia policial y durante una entrevista con el que iba a ser su abogado, el detenido retomó las agresiones. Inmediatamente después de negarse a declarar, el joven investigado saltó sobre el letrado tratando de clavarle un bolígrafo en el cuello. Este consiguió defenderse con la mano el tiempo suficiente hasta que los tres agentes que se encontraban en el lugar se abalanzaron sobre el chico.

Para reducirlo necesitaron la ayuda de más agentes de la autoridad. Para cuando lo consiguieron, el agresor había cobrado varias lesiones: el abogado defensor terminó herido en la espalda y en la mano, y tres policías sufren golpes, cortes y varias contusiones en el rostro. Uno de ellos, además, tiene un esguince de segundo grado en una extremidad, y a otro el joven le ha roto un hueso del brazo.

El fiscal ha decidido hoy 17 de enero la entrada en prisión sin fianza del detenido. Su escalada de violencia, según cuenta la familia, comenzó con un suceso no explicado a los quince años. El joven no contaba con antecedentes.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s