Yulen, el niño de 2 años y medio que se precipitó por un pozo en Málaga

En el pozo se encontró una bolsa de chucherías del menor

Anchura del pozo por el que se precipitó el menor. Fuente:  20minutos.

Un niño de 2 años y medio, llamado Yulen, se cayó por un pozo situado en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona en la sierra de Tolatán, Málaga, ayer sobre las 14:00 horas cuando se encontraba jugando con otro menor por la zona.

El pozo, construido hace un mes con el objetivo de encontrar agua, mide más de 110 metros de profundidad y 25 cm de diámetro, por lo que no cabe una persona adulta. Según informan las primeras pesquisas, el hueco estaba tapado con unas piedras que, al parecer, habían sido retiradas.

Sus padres se encontraban almorzando con algunos familiares en una parcela situada en el monte entre el arroyo de Olías y el río Totalán, mientras Yulen jugaba con otro menor por la zona. Fue Entonces, cuando uno de los familiares vio cómo el pequeño se caía por el agujero.

Los gritos de la familia alertaron a un matrimonio que se encontraba a unos 200 metros visitando el Dolmen y que rápidamente corrió para ver lo que sucedía. «Nos asomamos y empezamos a llamarlo, a ver si respondía, pero luego nos retiramos, ya que podíamos tirar alguna piedra dentro del pozo sin querer», contó el matrimonio. Poco después, tanto la familia como el matrimonio alertaron a la Guardia Civil.

El diputado provincial responsable del CPB, Francisco Delgado Bonilla, señaló la “complejidad técnica” que conllevan las tareas de rescate. Varias empresas privadas se han movilizado a la zona para ayudar en todo lo posible, entre ellas se encuentra la compañía de desatoros Pepe Núñez que proporcionó un robot adaptado. Los técnicos que lo manejaban realizaron «cuatro o cinco» inmersiones y en todas ellas se toparon con la misma montaña de arena a unos 78 metros que les impedía continuar descendiendo. En una de esas incursiones del robot se cruzó en la gruta con una bolsa de chucherías que caía por la misma. Todo apunta a que las golosinas se habían quedado enganchadas en una pared del pozo, cuando el niño se precipitó dentro, y que el propio cable del robot las movió y las hizo caer. 

Según informa el portavoz de la Guardia Civil de Málaga se van a probar tres opciones: perforar y excavar el material compactado a 73 metros donde se trabaja, hacer una perforación paralela sin afectar al pozo y abrir apertura nueva al lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s