Menos España, más español

opinión 1
Fuente: ultimahora.es

La industria del textil nunca ha estado tan en auge. No, no me refiero a la de pantalones o a la de los abrigos de invierno, quiero decir la de los fabricantes de banderas. Nunca en este país hemos tenido tanta necesidad de sentirnos identificados y protegidos por un trozo de tela. Hasta ahora. Cada cosa que decimos o proclamamos parece tener un carácter más serio si sacamos la bandera nacional. Cada signo patriota toma el doble de importancia, sea para alabarlo o para criticarlo.

Y es eso del patriotismo, y en su consecuencia, el nacionalismo, lo que me lleva a una reflexión. En este país (y en otros del mundo, no pensemos que somos los únicos) hemos tenido la costumbre de hablar de las figuras de España, de su economía, de su política, de lo importante que es proteger la imagen de nuestro país y de lo fundamentales que son los símbolos nacionales y el conocimiento de estos. Pero me pregunto cuantas veces se ha hablado de su futuro (no hablo del económico), de las necesidades reales de su sociedad, de por qué parte de la población ha querido y quiere independizarse. Son cosas que no se escuchan en los medios de comunicación ni en el Congreso de los Diputados y que deberían abrir todos los debates políticos.

¿Cuál es el futuro de los jóvenes que ven más probable una vida fuera de España que dentro? ¿Y el de los que ya están fuera? ¿Qué esperanzas tienen las familias que ya no cuentan con los recursos necesarios? ¿Y los graduados con máster que trabajan en puestos para los que están más que sobrecalificados?

Son esas respuestas las que a mí me importan. No quiero saber cuánto ha crecido la economía en el último trimestre, ni el aumento del presupuesto militar, ni siquiera la bajada del paro si solo es sinónimo de precariedad. La sociedad, hasta la de los que matarían si alguien quema su bandera (nacional, autonómica o municipal; eso da igual) quiere respuestas. Y esas respuestas no vienen en un programa electoral populista que dice que bajará impuestos cuando lo necesario es subirlos, ni en un discurso bien redactado desde un sillón de diputado; las respuestas vienen en las acciones. Este país necesita preocuparse menos por España y más por los españoles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s