De Buenos Aires a Madrid, del Bernabéu al cielo

Juan Quintero decanta el superclásico sudamericano más frenético de todos los tiempos en una prórroga  para el recuerdo

 

 Los aledaños de El Monumental fueron testigos el pasado mes de noviembre de un sueño que se esfumaba. La posibilidad de acontecer la vuelta de la final es casa se desvanecía para River con el fatídico episodio vivido en la capital argentina. A pesar de todo y de luchar contra viento y marea, los Millonarios lograron vestir de rojiblanco a la Copa Libertadores en un partido que será recordado para muchos como uno de los mayores espectáculos deportivos de la historia.

 La España más argentina, La Tierra más albiceleste. Todas las miradas se centraron en el Santiago Bernabéu, que tras lo ocurrido en La Ciudad de la Furia y el hecho de disputarse el encuentro en uno de los recintos deportivos más emblemáticos posibles, acogió la atención de todo el universo futbolístico para presenciar un partido único. Los días previos ya vinieron cargados de emoción y sentimiento, en los que hinchas de Boca y River inundaron las calles de Madrid formando una atmósfera inigualable que anticipó el resultado final del choque, pasión en estado puro.

 La primera parte estuvo dominada por el nerviosismo. Ambos conjuntos eran conscientes de lo que había en juego, cada balón dividido y cada acción se transformaban en una batalla a vida o muerte por la gloria. Escasas fueron las ocasiones, y es que Boca con tan solo balones parados durante los primeros 45 minutos pudo inquietar la portería de Armani. El arquero argentino sería testigo a falta de pocos minutos para el descanso del primer gol en la final. Un espléndido pase de Nández  en profundidad atravesó toda la defensa para que con un toque Benedetto se plantara solo ante el arquero y lograra el primer paso hacia el título. No obstante, y con la reanudación del encuentro, River Plate tomó el mando de la mano de un joven Palacios consciente de las miradas puestas en su persona tras los rumores que lo sitúan en la casa blanca. El control fue total hasta que en el minuto 67 Lucas Pratto coronaría una jugada colectiva a las mil maravillas para forzar el empate, la prórroga, y avivar el sueño millonario.

 La guinda del pastel, 30 minutos extra que siguen en la boca de todos, una prolongación al buen fútbol y sobre todo una ofrenda al espectáculo. El encuentro se desató, cundió la anarquía cuando Barrios, expulsado por doble tarjeta amarilla dejó a su equipo con 10, dejando a la par un pequeño espacio en el campo que aprovecharía River para revolucionar el partido. El héroe del momento, Juan Quintero, armó un disparo perfecto que tras tocar el larguero con una potencia endiablada se introdujo en la portería rival. Minutos más tarde Fernando Gago sintió como se daba el final más amargo de su carrera, pues una nueva lesión de rodilla despedía al argentino del césped de la que fue su casa, para que Boca, con todo perdido salvo el honor jugara los últimos 5 minutos con 9 jugadores. Un honor que apunto estuvo de lograr lo inimaginable. La locura de Andrada, ese portero que todavía algunos confunden como delantero, y el coraje desmedido de Boca se unieron para luchar contra lo imposible. Un esférico volando el cielo de Madrid acabó en los pies de Jara, que a la postre estallaría en la madera el único atisbo de esperanza para los Xeneizes. Ese mismo saque de esquina después de la ocasión desembocaría en la contra definitiva para cerrar la final. El Pity Martínez estableció a puerta vacía el definitivo 3-1 para poner en lo más alto el final a la Copa Libertadores y a una temporada para la memoria de los amantes al fútbol. River y Boca, coraje y tesón, lucha y entrega, pero sobre todo, vida y tradición.

 

Un comentario sobre “De Buenos Aires a Madrid, del Bernabéu al cielo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s