El reggae jamaicano se une a la Lista representativa del patrimonio inmaterial de la UNESCO

El famoso estilo de música jamaicano se junta a la lista con la lucha georgiana Chiadaoba, el hurling irlandés y ritos jordanos, kazajos y japoneses

El propósito de esta lista, según la UNESCO, es “dar visibilidad a las tradiciones y conocimientos de las comunidades, sin por ello reconocerles ningún criterio de excelencia ni de exclusividad”.

Ha causado sensación que el reggae, estilo de música jamaicano, protagonizado por el famoso Bob Marley en los años setenta, se incluya en esta lista.

El reggae nació a mediados de los años sesenta en Jamaica, entre un medio cultural marginal de la ciudad de Kingston. Tiene sus orígenes en el Ska y rocksteady principalmente. La UNESCO menciona como “el reggae conserva intactas toda una serie de funciones sociales básicas de la música –vehículo de opiniones sociales, práctica catártica y loa religiosa– y sigue siendo un medio de expresión cultural del conjunto de la población jamaicana”, destaca como el estilo musical sigue presente en la educación jamaicana y declara como “los conciertos y festivales son esenciales para garantizar la viabilidad de este elemento del patrimonio cultural inmaterial”.

A esta lista se le suman también la Chidaoba, lucha tradicional georgiana ya que “la práctica de este elemento del patrimonio cultural desempeña una función importante en el fomento de un modo de vida sano”; el hurling, deporte irlandés regido por la Asociación Atlética Gaélica; las visitas rituales de las deidades Rahio-shin con máscaras y disfraces por “colaborar en la preparación y ejecución de los rituales, todos ellos actúan como practicantes de este elemento del patrimonio cultural, asumiendo así la misión de transmitir los conocimientos inherentes al mismo”; La As-Samerde de Jordania, exposición artística, especialmente en las ceremonias nupciales, con danzas y cantos, cuyos “poemas declamados durante la representación despiertan sentimientos de alegría, concordia y empatía entre los participantes de todas las edades, alentándoles a practicar este elemento del patrimonio vivo”; por último los rituales festivos tradicionales de primavera practicados por los criadores kazajos de caballos, quienes durante todo el año efectúan los preparativos de este elemento del patrimonio vivo.

Estos “nuevos integrantes” fueron añadidos a la lista esta mañana, por el Comité de salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, que se mantendrá reunido en Mauricio hasta el 1 de diciembre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s